QUIÉNES SOMOS

Dulce es la Cruz de Señor, porque Él pone Su Amor donde a mí me falta

Quiénes somos

Somos, un grupo de fieles de la Iglesia Católica unidos por lazos de caridad cristiana y constituidos en una fraternidad espiritual, que compartimos el mismo camino de santidad y nos sentimos llamados a promover en el seno de la Iglesia una Obra llamada la “Escuela de María”. Esta obra es nuestra razón de ser; sus fines son nuestros fines.

Dichosos de pertenecer a ella, queremos transmitirte nuestra alegría y nuestra ilusión.

Permíteme ser  tu guía en esta emocionante aventura llamada Escuela de María.

Presentación

La Escuela de María es, en primer lugar, un camino de santidad donde guiados por Nuestra Madre del Cielo aprendemos a conocer, amar, imitar y seguir a Jesucristo a través de la  vivencia en plenitud del Evangelio.

En segundo lugar es una misión de Caridad con los necesitados, en particular los que sufren pobreza inmaterial o indigencia espiritual; aquellos que son víctimas de las nuevas pobrezas. Es por tanto una Misión de Almas.

Con la mirada puesta en esta Misión, algunos  miembros de nuestro grupo, queremos establecernos en un mismo lugar o centro donde poder desarrollar esta Misión caritativa mediante un proyecto de vida cristiana en comunidad bajo la aprobación de la autoridad eclesiástica competente.

Actualmente estamos haciendo gestiones para la compra de una casa en Garabandal,  como punto de partida de esta iniciativa, para lo cual necesitamos contar con la colaboración  de almas generosas que sepan descubrir en esta Escuela de María un proyecto de Iglesia fundado en una genuina experiencia de vida y caridad evangélicas; almas que estén dispuestas a aportar su pequeña piedra en la construcción de esta Escuela de María.

Casa San Miguel, lugar que actualmente se encuentra en trámites de compra

A estas alturas, querido amigo, ya habrás podido comprobar que la Escuela de María, aunque humilde y sencilla, tiene metas muy altas:  es Escuela de santidad porque en ella se nos enseña a practicar la virtud heroica; la ciencia de la caridad perfecta y del amor a la Cruz, la pobreza evangélica, la confianza en Dios y el santo abandono, la vida de unión con Dios…

El proyecto

Querido amigo que estas ansioso por conocer más a fondo esta bendita Escuela de María, permíteme complacer tu deseo mostrándote nuevos detalles de esta ilusionante aventura.

Algunos miembros de nuestra fraternidad se encargarán de llevar a cabo esta Misión viviendo en comunidad y practicando en grado heroico la caridad cristiana; acogerán a los necesitados promoviendo su bien integral fundamentalmente en el orden espiritual, moral, afectivo, emocional, psicológico, formativo etc.

Para favorecer el equilibrio y la paz interior de las personas acogidas se pondrán a su disposición diversos talleres ocupacionales donde podrán desarrollar su trabajo en distintas actividades.

La acogida de los necesitados se realizará de una forma organizada mediante una entrevista de admisión donde se evaluará cada caso en particular y las condiciones concretas de permanencia.

Se impulsará también la colaboración de un voluntariado que ayude a la Comunidad en la ejecución de ésta y otras iniciativas de Caridad.

El bien que se hará a los necesitados se encauzará a través de la oración, el trabajo bien hecho y el amor que recibirán de los miembros de la comunidad. Recibirán a su vez formación espiritual y catequética que les ayude a desarrollar su fe. Pues no hemos de perder de vista que el mayor bien que podemos y debemos hacer a los necesitados es llevar la luz de Cristo a sus vidas. “La mayor Obra de Caridad es la Evangelización, el anuncio de la Palabra” (Benedicto XVI, mensaje para la cuaresma 2013.)

El ideal de Caridad de este proyecto pueden resumirse es estas palabras: “Id a los humildes, a los pobres, a los enfermos, a los infelices, a los abandonados por el mundo; id a ayudarlos para animarlos. En sus desazones, en sus sufrimientos, en sus dolores, en su soledad, sientan la proximidad del hermano que llora con ellos, que toma parte en su desventura y miseria, que es su amigo en la adversidad, que tiene una mano que los ampara, una palabra que calma su desdicha y les señala, por encima de la fugaz apariencia del tiempo, los inmutables bienes de la eternidad” (Pio XII, 4.9.1940).

La Asociación “Hijos de la Santísima Cruz y Escuela de María”

Mi buen amigo, intuyo lo que en este punto de tu recorrido te estás preguntando: Si esta Obra quiere tener su sitio propio en la vida de la Iglesia, ¿se está dando algún paso para ello?.

Como no quiero dejarte con la intriga te diré que hasta el presente solo disponemos de una Asociación de ámbito civil llamada “Hijos de la Santa Cruz” que nos ha permitido realizar algún avance en la promoción de la obra Escuela de María.

Pero lo decisivo es que, tras presentar nuestro proyecto a más de un obispo, actualmente  estamos tramitando ante la autoridad competente de la Iglesia la obtención del reconocimiento canónico como Asociación privada de fieles cuyos estatutos han sido presentados recientemente a dicha autoridad para su aprobación. Esta Asociación se denominará: Hijos de la Santísima Cruz y Escuela de María.