QUIÉNES SOMOS

Dulce es la Cruz de Señor, porque Él pone Su Amor donde a mí me falta

Lo que Nuestra Madre Bendita quiere llevar a cabo con un puñado de almas dirigidas por Ella, es una auténtica “Obra de María”, está inspirada por Ella en su totalidad y en cada uno de sus pormenores y detalles. 

Para definir quienes somos englobaría a un grupo de fieles de la Iglesia Católica, unidos por un especial vínculo de caridad y constituidos en una fraternidad espiritual que, compartiendo el mismo ideal de vida cristiana, aspiramos a llevar una forma de vida comunitaria con el fin de promover, en el seno de la Iglesia, una obra denominada “La Escuela de María”.

Los fines de esta obra serían: 

La Escuela de María es una obra cuya fuente de inspiración es el amor de María Madre y Maestra hacia sus hijos, especialmente hacia los más débiles. Va en busca de almas sencillas para conducirlas a la luz de Cristo.

Puede ser considerada bajo dos aspectos esenciales:

  • Como camino de santidad
  • Como misión de caridad. 
  1. Como camino de santidad supone para todo aquel que se sienta llamado a este camino una valiosa ayuda espiritual orientada al cultivo de nuestra santidad personal. Tiene como finalidad dirigir el crecimiento de nuestra vida cristiana hasta alcanzar su plenitud en la perfecta identificación con Cristo. 

Propone una vida en plena conformidad con el Evangelio, que ha de ser practicado íntegramente y vivido con autenticidad. 

El carisma propio de este camino consiste en buscar la unión e identificación con Cristo a través del amor a la Cruz, siguiendo sus huellas en el Evangelio y viviendo éste con suma fidelidad bajo la guía maternal de María. 

  1. Como una misión de Caridad: la práctica de la caridad con los pobres; caridad que llevará implícita la dimensión irrenunciable de todo discípulo de Cristo, la vocación evangelizadora y misionera. 

La Escuela de María es una llamada a participar vivamente de la caridad de Cristo con dedicación especial a los más necesitados, en particular a los que sufren pobreza inmaterial y son víctimas de las nuevas pobrezas.

Para la realización de los fines previstos los miembros de la comunidad establecerán  su residencia en un mismo lugar o centro, dónde llevarán a cabo su proyecto de vida cristiana en comunidad y desarrollando la misión caritativa específica de esta obra. 

El lugar escogido para hacer realidad esta iniciativa es una finca próxima al pueblo de Garabandal en la región de Cantabria, España.

La Escuela de María puede ser considerada como un “itinerario espiritual” 

Siguiendo el itinerario espiritual de la Escuela de María, la vida cristiana de los miembros de la comunidad ha de estar caracterizada por:

  1. Práctica de todas las virtudes y destacando el amor indiviso y total a Dios fomentado por las virtudes teologales, el santo abandono, la confianza en Dios, caridad para con el prójimo, humildad y obediencia, pobreza evangélica, pureza de corazón y perfecta castidad según el estado.
  2. Ardiente amor a la Cruz llevada con Santa alegría.
  3. Total docilidad al Espíritu Santo unido a una gran estima y fidelidad a la gracia.
  4. Intensa vida de oración, en especial la oración contemplativa.
  5. Amor a la Santa Misa con profunda vida Eucarística y altísimo aprecio a la Confesión  y a los sacramentos en general.
  6. Amor y fidelidad a la Iglesia y a su Magisterio.
  7. Encendido amor a nuestra Madre del Cielo.

Apóstoles del Misterio de la Cruz; es nuestro carisma y nuestro rasgo más distintivo.

Esta Escuela es obra Suya y le pertenece; es “La Escuela de María”, donde podemos sentirnos todos acogidos: sabios e ignorantes, ricos y pobres; pero, singularmente, aquellos que tienen una viva experiencia de su pequeñez; las “almas pequeñas”.

Ella es quien alimenta a estas almas con el maná de la sabiduría porque es la Madre de la Sabiduría Encarnada, Madre del Divino Maestro y Autor de la Gracia; como Esposa y Tabernáculo Vivo del Espíritu Santo es perfecta Cooperadora suya en la edificación de la Iglesia; Maternal Educadora de la misma y Maestra Inigualable en la ciencia de la santidad y la virtud.